lunes, 26 de abril de 2010

Ejecutivos de Goldman se enriquecieron anticipando la tormenta subprime. Obama el gran beneficiado

VARIOS MAILS DESTAPAN EL FRAUDE

Altos ejecutivos de Goldman vieron venir a principios de 2007 la crisis de las hipotecas de alto riesgo (subprime) y se lucraron a costa de los inversores. Deben testificar en el Senado de EEUU en el marco de la investigación de la SEC, tras publicarse unos correos electrónicos muy reveladores.

Lloyd Blankfein, CEO de Goldman Sachs. | Archivo
2010-04-26

LORENZO RAMÍREZ
 El escándalo de Goldman Sachs tiene ya un nuevo episodio. El presidente de EEUU, Barack Obama, intenta lavar la imagen del sector público en la génesis de la tormenta financiera planetaria (la crisis subprime), al promover una investigación del organismo que supervisa la Bolsa de EEUU (SEC) y se olvida de que fue esta institución estatal la que permitió a la banca de inversión (ahora nacionalizada) endeudarse hasta límites insostenibles.

Sin embargo, ahora Goldman no copa las portadas de los diarios internacionales por su colaboración con la Casa Blanca, sino por las acusaciones de fraude vertidas contra sus ejecutivos.
El Senado de EEUU está calentando la sesión del martes, en la que el CEO (consejero delegado) de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, (y otros siete altos ejecutivos del banco) testificarán en el marco de la denuncia de fraude, realizada por la SEC.

Varios correos electrónicos confirman que los directivos sabían a comienzos de 2007 que las hipotecas subprime eran basura y que se iba a producir una tormenta financiera sin precedentes. ¿Qué hicieron entonces?: forrarse a costa de los inversores, primero, y de los contribuyentes, después.
La postura que ha defendido hasta ahora Blankfein es que Goldman Sachs perdió dinero con la crisis, como el resto de los bancos de inversión de EEUU que, ante la quiebra, han sido nacionalizados. Sin embargo, los correos electrónicos que tienen en su poder los senadores indican todo lo contrario.

Tienen especial importancia los mensajes intercambiados entre Blankfein, el director financiero del banco (David Viniar) y el presidente, Gray Cohn. Estos mensajes prueban que, ante la inminente caída de los productos financieros ligados a las hipotecas de alto riesgo, los ejecutivos siguieron engañando a sus potenciales inversores, diciéndoles que todo iba bien y que seguirían obteniendo las jugosas rentabilidades logradas en el pasado. En uno de los mails, Viniar admite haber ganado 50 millones de dólares en un sólo día.

Blankfein, reconocía en noviembre de 2007 que el banco había perdido dinero en un primer momento, pero que más tarde se recuperó de estas pérdidas gracias a las inversiones de apuesta en negativo, conocidas como posiciones a corto, "short positions".

"Por supuesto, no pudimos evitar el lío de las hipotecas (...). Perdimos dinero y después ganamos más que lo que perdimos gracias a las shorts", dijo. "Parece que vamos a ganar mucho dinero", apuntó otro de los directivos de la compañía, Donald Mullen, en un correo electrónico de octubre de 2007.
Cae Blankfein, el "último superviviente"
Lloyd Blankfein se había ganado por méritos propios una estrella en el paseo de la fama de Wall Street. A sus 54 años, este neoyorquino nacido en El Bronx, había hecho historia al frente de Goldman Sachs, uno de los mayores bancos de inversión del mundo y se había convertido en uno de los cinco hombres más influyentes del mundo financiero, según la revista Fortune. Lo recuerda en un perfil el portal El Confidencial.com.
Su carrera profesional ha estado ligada al banco donde fue ganando en confianza hasta tomar las riendas del grupo como CEO el 31 de mayo de 2006, después de que Henry Paulson abandonara el cargo para convertirse en Secretario del Tesoro de Estados Unidos.
Desde entonces, su popularidad ha crecido como la espuma, aunque ha sido en los últimos años cuando se ha enfrentado a su gran reto profesional, del que hasta ahora había salido airoso. No sólo había logrado mantener a Goldman Sachs a salvo del terremoto subprime, sino que consiguió cerrar 2007 con unos resultados récord.
Leer más

Goldman Sachs financia tanto la campaña del Partido Republicano como la del Partido Demócrata.
 

My Blog List

La Manufactura del Caos Copyright © 2009 Blogger Template Designed by Bie Blogger Template