miércoles, 28 de abril de 2010

Reunión anual del Club Bilderberg 2010 en Sitges (Barcelona)

El mitin que cada año, durante los meses de mayo o junio, celebra el conocido Club de élite Bilderberg, formado por los principales políticos y magnates del mundo, tendrá lugar  este año en el pueblo de Sitges,  a escasos 20 kilómetros de Barcelona. La reunión se llevará a cabo tras una pantalla de guardias de seguridad armados que velarán para evitar cualquier tipo de atentado contra esta reunión secreta donde se ponen las bases para la dirección de las decisiones globales que, sin duda, se adoptarán políticamente a largo o medio plazo sobre todo en los gobiernos occidentales. La cita será entre los días 3y 6 de junio en un exclusivo resort de esta pequeña villa catalana.
    Esta reunión le sigue a la previa que mantendrá la organizaciones hermana del Grupo, la Comisión Trilateral, que se reunirá  en mayo en Dublín, Irlanda en un exclusivo resort de la Four Season Resort.
    Según informaciones aparecidas en la prensa independiente americana, Bilderberg tiene entre sus intenciones mantener el sistema económico global en recesión al menos durante un año más, porque entre otras razones Bilderberg busca crear un Departamento del Tesoro bajo la batuta de Naciones Unidas, que ya se trató en la reunión del año pasado en Grecia pero que fue abortada por la oposición de nacionalistas de Europa y Estados Unidos.
     En una confederencia de marcado acento marxista en la Universidad de Columbia, para muchos investigadores de origen Illuminati, el Presidente de Francia, Nicolas Sarkoz, el pasado 29 de marzo dijo que había que "inventar un nuevo y global sistema monetario, refiriéndose a la prpuesta de creación del Departameto del Tesoro propuesto por Bilderberg.
      EL principal objetivo, no obstante, sigue estando ahí: conseguir un Gobierno Global dirigido por la ONU y cuya soberanía de los países se reduzca en base a los desiginios que se establezcan por dicho Gobierno. Así la Unión Europea se convertirá en una simple entidad, junto a la American Union en un futuro próximo, y finalmente la Unión Asia Pacífico, sobre la cual se lleva más de una década trabajabando.

Obama nos está convirtiendo en Argentina

ESTADOS UNIDOS

Por Richard W. Rahn

Las políticas de Obama están convirtiendo los Estados Unidos en otra Argentina. Hace un siglo, los argentinos gozaban del cuarto ingreso per cápita más alto del mundo porque en su país funcionaba una economía de libre mercado y se respetaban los derechos de propiedad. Hoy, el crédito de Argentina está en el penúltimo lugar (sólo el de Venezuela es peor), y el Gobierno se niega a pagar a quienes adquirieron sus bonos.
En los años 30 del siglo pasado, el Gobierno argentino intervino la economía privada; en 1946, Juan Domingo Perón llegó al poder y nacionalizó los ferrocarriles, la marina mercante y el transporte, entre otros sectores de la economía. Desde entonces, la Argentina se ha visto lastrada por un excesivo gasto público y ha padecido inflaciones altísimas; es lógico, pues, que haya chapoteado en el estancamiento económico. En el Informe Mundial de Libertad Económica, Argentina ocupa el puesto 105 (de 141 países); este año, Estados Unidos ha descendido al número 8.

EEUU tiene un ingreso per cápita de 47.000 dólares al año, por sólo 14.000 la Argentina. Las naciones pueden volverse ricas en el transcurso de unas pocas décadas, como han demostrado Corea del Sur, Taiwán, Hong Kong, Singapur y Finlandia, aplicando políticas económicas correctas. Pero igualmente pueden empobrecerse si hacen las cosas mal –por ejemplo, saturando la economía de controles y prohibiciones–, como puede verse en la propia Argentina, Cuba o Venezuela.

El Gobierno de Obama está impulsando políticas proteccionistas y se ha opuesto a la ratificación de acuerdos comerciales que ya habían sido negociados. Mal asunto.

Argentina tiene un IRPF parecido al de EEUU, pero además impone a sus ciudadanos un impuesto al valor añadido (IVA) y un impuesto sobre el patrimonio. Precisamente, los funcionarios de la Administración Obama y algunos miembros del Congreso norteamericano están coqueteando con la idea de implantar el IVA.

Barack Obama.
En la Argentina se instrumentan políticas monetarias inflacionarias, y se trata de contrarrestar las consecuencias con controles de precios. En EEUU, la Reserva Federal ha aumentado considerablemente la cantidad de dólares en circulación, abriendo así las puertas a la inflación; en cuanto a los altos cargos del Gobierno, defienden la imposición de controles de precios a las compañías de seguros, los proveedores médicos y las instituciones financieras.

En Argentina, varias entidades bancarias, empezando por la mayor de todas, son de propiedad estatal. En EEUU, la Administración Obama ha obligado a varios grandes bancos a convertirse en bancos gubernamentales. Las dos instituciones hipotecarias más grandes del país: Fannie Mae y Freddie Mac, ahora pertenecen en gran parte al Estado.

Los tribunales argentinos son lentos y corruptos. Allí, los derechos de propiedad son débiles y el Gobierno deliberadamente no da a la inflación la importancia que tiene para que los tenedores de bonos pierdan gran parte de su dinero. Por lo que hace a EEUU, la Administración Obama eliminó unilateralmente los derechos de los tenedores de bonos de General Motors y Chrysler, poniéndole así la mano a lo que pertenecía a unos para traspasarlo a los sindicatos que apoyaron electoralmente al mandatario.

La Argentina tiene una legislación laboral muy favorable a los sindicatos y muy onerosa para los empresarios, a los que cuesta mucho contratar personal. La Administración Obama es favorable a unas regulaciones laborales también muy costosas, y que se traducirán en un aumento del paro.

La república austral tiene una larga historia de déficits, y su Gobierno se niega a pagar lo que debe. En cuanto a EEUU, hay economistas que estiman que, en el curso de los próximos 30 años, la deuda pública aumentará entre un 200 y un 500% del PIB. Actualmente se encuentra en el 60%. Una deuda pública equivalente al 200% del PIB es impagable.

Estados Unidos todavía no se ha convertido en una nueva Argentina, pero si no se da marcha atrás en muchas de las políticas de Obama, pondremos rumbo a la pobreza, mientras decenas de disfrutarán de un mejor nivel de vida.


© AIPE

RICHARD W. RAHN, presidente del Institute for Global Economic Growth. 

Leer más 
 

My Blog List

La Manufactura del Caos Copyright © 2009 Blogger Template Designed by Bie Blogger Template