miércoles, 12 de mayo de 2010

Los calentólogos defienden su honestidad con una foto trucada

EL MACARTISMO DEL OSO POLAR 
La revista Science ha publicado una carta firmada por 255 de los 2.100 miembros de la norteamericana Academia Nacional de las Ciencias en la que protestaban por los "ataques políticos" a los climatólogos. Desafortunadamente, la foto que la acompaña –del inevitable oso polar– está hecha con Photoshop.
La imagen de la polémica. | Jan Will/iStockPhot
2010-05-12

Daniel Rodríguez Herrera
Los osos polares se han convertido en un icono del calentamiento global. Su aspecto de peluche los convierte en un objeto de adoración instantáneo. Otra cosa es la realidad que no nos suelen mostrar: son osos al fin y al cabo, animales carnívoros; no es precisamente aconsejable abrazar a uno de verdad.
Pero como no vemos fotografías de estos magníficos animales en acción, el hecho de que los hielos se derritan y los pobres se ahoguen al no tener dónde hacer pie es uno de los mejores llamamientos a la acción con el que cuentan los calentólogos. Da lo mismo que sean grandes nadadores y se hayan visto ejemplares a más de 300 kilómetros del pedazo de tierra (o hielo) más cercano, que hayan sobrevivido periodos más cálidos y que, de hecho, actualmente se estime que su población está aumentando.
Es esa imagen la que ha escogido Science para ilustrar la carta en defensa de ilustres calentólogos como Phil Jones, James Hansen o Michael Mann, cuya honestidad científica ha sido puesta en duda en bastantes ocasiones por científicos escépticos con algunas de sus conclusiones. Los miembros de la Academia Nacional de las Ciencias –institución oficial destinada a aconsejar al Gobierno en asuntos científicos– protestan por las amenazas macartistas contra ellos y las "mentiras" que los intentan descalificar, al mismo tiempo que aplican el término "negacionistas" a quienes dudan de sus conclusiones. Nuevamente, la ley del embudo: los míos son intocables, los otros son nazis.
La mala suerte es que la revista ha enviado a la imprenta la revista con una fotografía de un oso polar que es completamente falsa. En ella se ve a un oso polar posado sobre un fragmento de hielo pequeño y extremadamente delgado, a punto de desaparecer bajo las aguas. Pero el mismo autor de la foto indica que es una recreación; que ha empleado un retoque fotográfico para unir al oso, el hielo y el mar en una única imagen, según ha denunciado James Delingpole en el británico Daily Telegraph.
Así, una carta para defender la honestidad de los climatólogos cuestionados, especialmente tras descubrirse por los correos electrónicos del Climagate un comportamiento y una ética científica manifiestamente mejorable, Science ha escogido una foto para reforzar el mensaje dando una impresión al lector de que el calentamiento es muy malo y hay que actuar ya. Pero era falsa. Descubierto el pastel, ha cambiado la fotografía en la edición electrónica de la revista, tanto en web como en PDF.

The New York Times veta una carta colectiva que respondía a su editorial pro-Garzón

Sobre la "memoria histórica"
2010-05-11

libertad digital
El pasado 9 de abril, The New York Times publicó un editorial titulado "An Injustice in Spain" en el que trataba de la causa abierta contra el juez Garzón relacionada con la Ley de Memoria Histórica. La carta que publicamos a continuación, en su original en inglés y en traducción al español,  se remitió al periódico norteamericano  el 19 de abril, sin que hasta ahora haya aparecido.  Sus firmantes fueron Luis M. Linde, Antonio Gracia, Fernando Eguidazu, Carlos Bustelo, Antonio Vázquez y Manuel García-Aranda. Creemos que puede tener interés para nuestros lectores.

Versión es español. Traducción de Gabriela Bustelo
Al editor de la página de Opinión de The New York Times


Estimado señor:


Su editorial “An Injustice in Spain” del 9 de abril plantea que si los crímenes que el juez Garzón pretendía investigar fueron “como parece probable… crímenes contra la humanidad según la ley internacional, la amnistía española de 1977 no hubiera podido indultarlos legalmente”.
Si la ley internacional a la que nos referimos es el llamado “Estatuto de Roma” de la Corte Penal Internacional (1998), durante la Guerra Civil española se produjeron dos sucesos que podrían calificarse de “crímenes contra la humanidad” (según el artículo 7 de ese Estatuto) por encima de ningún otro: 1) el asesinato de casi 7.000 sacerdotes, frailes, monjas y miembros de asociaciones católicas por ningún otro motivo salvo el de ser creyentes o miembros activos de la Iglesia; y 2) la decisión, llevada a cabo en noviembre y diciembre de 1936 por las autoridades comunistas y sus asesores soviéticos del Comisariado Popular para Asuntos Internos (NKVD), que en ese momento controlaban los dispositivos de seguridad en Madrid,  de exterminar a todos los presos “políticos” recluidos en las cárceles de Madrid y otros centros de detención supervisados por los partidos del Frente Popular y otras organizaciones . Los presos eran miembros del Ejército sin responsabilidad alguna en la revuelta militar, ciudadanos de las clases altas y medias, funcionarios, políticos, abogados, médicos, jueces, artistas, profesores, escritores y periodistas, todos ellos sospechosos de simpatizar con el alzamiento militar. Entre 6.000 y 8.000 personas murieron asesinadas, incluidos muchos jóvenes detenidos con sus padres sin motivo alguno.
Con o sin leyes de amnistía, es imposible procesar a ciudadanos ya fallecidos, tanto en España como, a nuestro leal saber y entender, en cualquier otro país del mundo. Los responsables de los crímenes de ambos bandos durante y después de la guerra murieron hace tiempo. Pero hay una excepción muy relevante: Santiago Carrillo, un histórico líder comunista que, indudablemente,  estuvo relacionado con el asesinato masivo cometido en Madrid en noviembre de 1936 y que sigue vivo.
El señor Carrillo, que tiene 95 años, tuvo un papel muy positivo en la transición democrática llevada a cabo tras la muerte de Franco. De hecho , tanto él como su partido apoyaron la Ley de Amnistía de 1977, una importante pieza de la arquitectura política que permitió a España pasar pacíficamente de la dictadura a la democracia.
A una gran mayoría de españoles les parecería una locura llevar al señor Carrillo a juicio basándose en el argumento de que el Estatuto de Roma de 1998 pueda suplantar a la amnistía de 1977. A día de hoy,  tanto la Guerra Civil como el régimen franquista deben quedar  en manos de los historiadores, no de los jueces. Es absurdo mezclar esas dos consideraciones,  o intentar establecer un canon histórico que haga “Justicia” para cualquiera de los dos bandos. El intento por parte del señor Garzón de presentar una cause célèbre guarda poca relación con la justicia. En España somos muchos quienes pensamos que ha sido un espectáculo político dirigido al consumo interno, pero ideado también para potenciar su estatus de celebridad internacional.


Madrid, 19 abril, 2010
 Leer más

Ni qué decier tiene que The New York Times está íntimamente ligado a los líderes del Club Bilderberg, interesado éste en convertir a Garzón en uno de  "sus" jueces internacionales.
 

My Blog List

La Manufactura del Caos Copyright © 2009 Blogger Template Designed by Bie Blogger Template