viernes, 28 de mayo de 2010

"Bernardino León es el favorito del Club Bilderberg para sustituir a Zapatero"

ENTREVISTA A DANIEL ESTULIN

El autor de La verdadera historia del Club Bilderberg, Daniel Estulin, acaba de publicar su primera novela, Conspiración Octopus, un thriller que se introduce de lleno en las alcantarillas del poder mundial.

2010-05-27

M. Llamas
Autor del best seller La verdadera historia del Club Bilderberg, Daniel Estulin (Lituania, 1966) acaba de publicar su primera novela, Conspiración Octopus (Ediciones B), que tras apenas unas semanas ya lidera las listas de ventas en el género de ficción.

Pese a adoptar el formato de novela, Estulin afirma que el 80% de su contenido está basado en hechos reales. En su obra desvela las alcantarillas y recovecos del poder mundial. “Un universo paralelo de humo y espejos”.

Pregunta (P): El Club Bilderberg se reúne este año en España. Existe mucha mitología respecto a este particular grupo. ¿Tienen realmente tanto poder?

Respuesta (R): En primer lugar, Bilderberg no es ninguna sociedad secreta. Creo que es obvio, dado que hoy día todo el mundo lo tiene en la portada de su periódico o revista. Me imagino que gracias a mis libros sobre el Club.

Por otro lado, no existe ningún tipo de conspiración cuando un profesional habla de Bilderberg. Digo profesional porque, desde luego, hay demasiada demencia y frikismo sobre el tema. Tan sólo personas con mentes débiles creen de verdad que un grupo tan pequeño puede llegar a manejar los hilos del mundo.

Esto, más bien, ocurre a través de la dinámica de los procesos sociales que, entendida como un movimiento de ideas evolutivas a lo largo de varias generaciones o siglos, es la que realmente logra moldear el curso de la historia.

P: La literatura que existe al respecto señala que es un grupo de gran influencia a la hora de apoyar a determinados candidatos para presidir gobiernos. ¿Tiene este club algún favorito para sustituir a Zapatero?

R: El Club siempre maneja personas de los dos partidos principales en un determinado país. Les da igual que sea uno u el otro, siempre y cuando sea uno de ellos.

La persona del PSOE que está muy de “moda” actualmente entre los miembros de Bilderberg es Bernardino León -actual secretario de estado de Asuntos Exteriores-. Ahora bien, que llegue a ser o no el futuro presidente de España no depende solamente del Club sino también de sus propias capacidades.

P: Tras el éxito de ventas que obtuvo con La verdadera historia del Club Bilderberg, ¿por qué se ha decantado en esta ocasión por una novela en lugar de otro libro de investigación?

R: Porque este libro cuenta verdades demasiado peligrosas, incluso, para mí. Bilderberg, es la Tierra Media de Tolkien. Octopus, la organización poderosa que maneja los hilos del poder en mi novela.

Conspiración Octopus es la antesala del poder absoluto. Así que, teniendo en cuenta que el 80% del relato son hechos reales, me he permitido usar el género de la novela al estilo puro de John Le Carré para contar algunas de estas verdades disfrazadas de ficción. Sin embargo, los lectores inteligentes pueden fácilmente encontrar en Internet que todas las tramas que describe la novela están basadas en una verdad.

P: En su nueva obra desvela varias tramas protagonizadas por sociedades que operan por encima del Gobierno. ¿Qué organismos y personajes componen dichas entidades?

R: Algunos de los altos directivos de los bancos más grandes del mundo. Entre ellos, John Reed, ex presidente de Citibank. Además, participan dirigentes muy importantes del espionaje norteamericano. Lo interesante de estos personajes es que, aparte de desempeñar un cargo público, también pertenecen a sociedades secretas que están muy por encima de Bilderberg. Esta es la razón por la que tuve que novelar algunas de las tramas del libro.

Recuerdo la escena de la película de Stanley Kubrick, Eyes Wide Shut. Tom Cruise indaga en una sociedad poderosa de Nueva York. Al final de la película llega a casa y encuentra una máscara encima de su cama. Un aviso nada agradable. Pensé que novelar este tipo de tramas sería mejor porque, francamente, estoy cansado de mirar siempre a mis espaldas para ver a quién tengo detrás.

Y, eso, ojo, que he recorrido media África, cruzando Chad, Sudán, Congo y Zaire, con una cámara de fotos en la mano izquierda y un fusil MAC10 en la derecha. Es decir, no tengo miedo a nadie. Bueno, sí lo tengo, a medias: a Octopus, aunque en la vida real no se llama así.

P: ¿Quiénes son? ¿Qué es Octopus?

R: Una conspiración formada por algunos de los hombres más poderosos del mundo que persiguen un objetivo común. Agentes independientes que trabajan por su cuenta y no se conocen unos a otros, si bien están coordinados mediante una serie de controladores, quienes a su vez son controlados desde arriba.

P: Según cuenta, “manejan el dinero del mundo” ¿Cómo operan? ¿Qué objetivos persiguen?

R: Conspiración Octopus empieza con la desaparición de 223 billones de dólares de unas cuentas paralelas controladas por el Gobierno estadounidense y por Octopus. El presidente necesita ese dinero para inyectarlo en la economía mundial, y Octopus para hacerse con el control del mundo.

A mucha gente le puede sonar a pura fantasía que el Gobierno de EEUU pueda llegar a controlar tales cantidades del dinero. Sin embargo, en un artículo que publiqué en el diario El Mundo hace un par de semanas, demuestro con documentos de por medio que tales cantidades de dinero (e incluso más) existen a través de operaciones súper secretas como Hammer y Kadillak, controladas por hombres que se sitúan varios niveles por encima del presidente de los EEUU.

P: También desvela una sorprendente trama sobre las reservas de oro mundial.

R: Se llama Operación Lila Dorada. Entre 1936 y 1942, y actuando a las órdenes de la casa imperial de Japón, una unidad secreta dirigida por el hermano pequeño del emperador recibió el encargo de saquear metódicamente el sudeste asiático.

La cantidad y el valor del botín arramblado por Lila Dorada marea. Toda la parte de Asia controlada por los japoneses había sido rastreada en busca de tesoros. De hecho, la cantidad de oro que fue robada entre 1936 y 1942 supera la suma de reservas de oro de todos los bancos centrales del mundo.

Es, sin duda, la mayor conspiración conocida en la historia de la humanidad; no por las dimensiones, la magnitud o la audacia de la operación, sino más bien por lo que escondía.

Porque si las cantidades reales de oro y dinero en cuestión salen algún día a la luz pondrían al descubierto un secreto mucho más confidencial: que la cantidad de oro enterrado en Filipinas durante la Segunda Guerra Mundial es diez veces superior a la cifra oficial de 140.000 toneladas métricas de oro supuestamente extraídas en más de 6.000 años de historia.

El hecho de que estas cantidades de oro existan al margen de las vías oficiales es pasmoso. Y que este secreto esté protegido oficialmente es aún más espeluznante.

P: ¿Qué opinión le merecen los bancos centrales? ¿Qué papel cree que han jugado en esta crisis?

R: Han utilizado el mercado financiero como si fuera su casino privado. En EEUU, a partir de 1999 se elimina la ley Glass-Steagle, que separaba a la banca comercial de la banca de inversión. Desde ese momento nuestros ahorros se han convertido en una pirámide especulativa. El resultado de eso ha sido la crisis financiera actual.

P: Últimamente se habla mucho de la instauración de una nueva divisa mundial y de hasta un Gobierno Mundial... ¿Cómo valora este tipo de proyectos?

R: Eso sí que es una conspiración. Los que hablan del Gobierno Mundial Único no entienden la filosofía intrínseca de los ideólogos del control. Se trata más bien de una especie de Empresa Mundial S.A..

Es decir, de poderes fácticos financieros que dan órdenes a los gobiernos supuestamente soberanos. El caso de Grecia es un ejemplo a tener en cuenta. Tenemos al Banco Mundial o al FMI, entre otros, dando órdenes a un país soberano.

P: ¿Cuál es su opinión respecto al temido calentamiento global que tanto intentan combatir desde la ONU y las grandes potencias?

R: El calentamiento global no existe. De hecho, estamos viviendo en un período de enfriamiento global.

La teoría del calentamiento global se emplea para frenar el desarrollo y el crecimiento económico, que son dos elementos clave de control. Desde hace siglos, los Amos del Mundo saben que el desarrollo y la riqueza están relacionados de forma directamente proporcional a la densidad de la población. Quieren reducir la población del planeta...

Leer más

miércoles, 26 de mayo de 2010

NUEVOS MANDARINES

25 de mayo de 2010

I
Contrariamente a la creencia del común, la globalización no es una tendencia de los mercados, sino una apuesta ideológica patrocinada por los estados occidentales al servicio del sistema financiero internacional, de la Banca. A su amparo, so pretexto de construir estados legítimos y eficientes —excusa central de la política internacional— las organizaciones multilaterales (los que mandan mediante Bilderberg, la Trilateral, Davos, etc...) y los gobiernos de EEUU y, en menor medida, de la UE, intervienen, desde el final de la Guerra Fría, en el mundo a su antojo, incautando recursos estratégicos, como petróleo, gas o incluso agua. Afganistán e Irak son dos ejemplos paradigmáticos de la imposición de la democracia a punta de bayoneta y de la integración en la economía global, como bases universales para el progreso y la estabilidad de un estado. Consecuencia: millones de muertos y dos países en ruina que, para más INRI, habrán de pagar con petróleo barato o bases estadounidenses y gaseoductos hasta la última bala de uranio enriquecido con que los aliados han matado a sus ciudadanos durante años y años.

Ante tamaños errores de bulto, se evidencia una crisis de legitimidad en el sistema económico global, ya sin careta tras sucumbir la URSS, que se trasluce en el comportamiento de las empresas transnacionales, en las intervenciones internacionales legales, en los medios de comunicación, en los cambios culturales; pero también la crisis es de legalidad: en las migraciones, en el comercio internacional de armas y drogas, en el lavado de dinero, las mafias internacionales, el tráfico de recursos tales como sangre y diamantes, y en el tráfico de personas.

Sin embargo, hay en el mundo también unos 50 estados muy débiles, que acogen a unos 1.000 millones de personas a los que occidente trata de otro modo: están en gran parte del África sub-Sahariana, Oriente Medio, el sur de Asia y los Andes; son lugares donde las autoridades estatales están ocupadas en atender a sus propios intereses, gobernando sobre las sociedades sin preocuparse de impulsar el crecimiento, de reducir la pobreza o de asegurar una pizca de justicia social. Muchos de estos países han sufrido años de guerra civil, de los que aún no se han recuperado; otros son víctimas de olas de criminalidad, campañas de terror, divisiones étnicas o creciente descontento popular, crisis de deuda externa, déficit alimentarios, pandemia del HIV/SIDA, corrupción, mal gobierno, intervención militar, insurgencia de los señores de la guerra, fragmentación estatal, guerras civiles y conflictos locales de baja intensidad. En estos países, el criterio de los mandarines del globo es distinto: dejar hacer a sátrapas y ladrones, a cambio, eso siempre, del control de sus recursos.

La consecuencia del sometimiento de sus gobiernos, cualquiera que sea la vía, a los designios de EEUU, es la crisis múltiple de la idea de estado, tal y como lo conocemos. Y hay que plantearse, en estos inicios del siglo XXI, si cada gobierno-estado es legítimo, si es capaz, si se identifica con el pueblo que gobierna y si sus objetivos y responsabilidad son los adecuados. La clave nos la da generosamente el Banco Mundial, que define el buen gobierno relacionándolo con rendición de cuentas, eficiencia, transparencia y respeto por las instituciones, leyes e interacciones entre actores de la sociedad civil, la empresa y la política. Y el FMI añade el aseguramiento del estado de derecho y la lucha contra la corrupción. Son los gobiernos occidentales los que agregan a la lista la democracia representativa.

Pero todo eso son filfas, cuentos para adormecer a los infantes. La democracia no es una condición necesaria para el desarrollo económico, sin una renta y un nivel educativo mínimo; es ingenuo creer que puede arraigarse en países en desarrollo. El objetivo principal de todo estado no es ni debe ser facilitar la adaptación de los actores domésticos al nuevo orden económico global, porque la dinámica política interna y la pobreza de algunos Estados hace que sea extremadamente difícil para ellos aprovechar ninguna clase de oportunidades económicas globales. La democracia no es garantía de crecimiento en esos casos; mientras que construir la autoridad real y moral del Estado sí es esencial.

En este sentido, a pesar de todos sus defectos, que son muchos (totalitarismo, trato discriminatorio a la mujer e intromisión de la religión en la vida política) los movimientos islamistas están proponiendo no sólo una ideología gubernamental alternativa, sino también un modelo de Estado diferente, mucho más legítimo; y ofrecen una imagen de Estado virtuoso basado en los principios del Islam que es radicalmente diferente de los estados corruptos e ineficientes de hoy. En respuesta, varios estados serviles a los intereses de Occidente, como Egipto y Marruecos, han intentado cooptar el impulso islamista, con resultados inciertos en el largo plazo. Evidentemente, no son un modelo a seguir... Pero ¿son un modelo a destruir?

Curiosamente, los estados con gobiernos islámicos se han convertido en los enemigos de Occidente, gracias al impostado (y a veces real, aunque provocado) terrorismo internacional, que es eufemismo de terrorismo islamista. La nueva amenaza contra el Orden Global es, precisamente, la antítesis de Occidente, servidor de la Banca: el Islam, que prohibe prestar dinero con interés. ¿No es una casualidad sorprendente que sean los enemigos mortales de Israel y de la banca judía, que es otro eufemismo de banca internacional?

II

Toda ciencia es esencialmente un sendero hacia un objetivo. En particular, el sendero —la estrategia— de la ciencia económica es el conocimiento; y una vez dirigida la economía por los nuevos mandarines —la Gran Banca—, apoyados por las multinacionales de bienes y servicios, haciendo uso de la previsión, la predicción y la manipulación, se alcanza el objetivo final, que es la dominación del mundo. Ello es sólo posible desposeyendo de toda capacidad de poder a las masas trabajadoras, y para eso son instrumentos imprescindibles la incultura endémica, el apoyo a la familia —como fuente de escaseces y ausencia de libertad—, el entretenimiento permanente en el consumo y la estimulación del conformismo, a través del miedo a frecuentes amenazas de mayores males, generalmente incomprensibles para los atemorizados.

Si el conocimiento es poder, la asimetría de información, que históricamente estableció la separación entre clases obrera y burguesa, es hoy un abismo aún más insalvable entre la exigua y elitista clase dirigente del mundo—los nuevos mandarines— y el resto de los mortales, clases acomodadas incluidas. La esclavitud de todos es esencial para el sostén del orden social. La sumisión se consigue mediante la creación de situaciones —coyunturas o sucesos—, que establecen incesantes nuevos escenarios, ante los que la sociedad se siente desorientada, porque no tiene experiencia previa ni respuesta coordinada, y se deja llevar. Los medios informativos, corrompidos por la Banca a través de la financiación —que es subvención encubierta: como negocio, son ruinosos—, contribuyen a la desinformación precisa.

Si bien se piensa, el negocio de los mandarines, prestar dinero propio a tan bajo interés como el euribor a un año, también debiera ser un negocio ruinoso; ese dinero podría invertirse en cualquier industria en el que rendiría diez o veinte veces más. El negocio de la Banca empieza cuando el dinero prestado no existe, cuando acaba de ser inventado, al amparo de leyes ad-hoc que el Parlamento Europeo y el Gobierno de EEUU dictaron a requerimiento del BCE y la FED, estableciendo el coeficiente de encaje bancario en el 2%. Gracias a esta triquiñuela el BSCH, por ejemplo, tiene un saldo vivo crediticio de 14 veces sus recursos propios. Evidentemente, el sistema infla artificialmente los depósitos hasta 50 veces, y estos podrían ser reclamados por los 50 propietarios del mismo dinero. No hay que preocuparse. Eso no va a sucederle, en esta burbuja financiera que vivimos, más que a las entidades pequeñas, que serán glotoneadas por las grandes —en suspensiones de pagos encubiertas— como venganza por haberse atrevido a entrar en el negocio mandarinesco sin pedigrí y sin permiso.

Hace más de doscientos años, uno de los Rothschild dijo: "Dadme el control sobre la moneda de una nación, y no tendré por qué preocuparme de aquellos que hacen sus leyes." Acababa de explicitar el principio de la moderna Banca —el dinero financiero da poder para reacomodar la estructura económica en su provecho, el poder que otorga el crédito sobre depósitos—. Desde entonces, el esencial empeño de la Banca es obtener y conservar tal control. Hoy, la FED y el BCE, son entidades privadas en manos de la Gran Banca que atienden a sus propios intereses, no a los de los estados; y tienen la prerrogativa de emitir la dos monedas más fuertes y con mayor volumen de emisión del mundo, tanto en forma de billetes, como de crédito financiero. Y no sólo no sirven a los intereses de los estados, sino que, de hecho, son los estados, a través de la financiación irregular de los ineficientes partidos en el poder, los que sirven, merced a la corrupción, a sus amos, los mandarines financieros. Por eso, hablar a principios del siglo XXI de democracia de partidos es hablar de la absoluta nada. Y la verdadera democracia, la democracia de los ciudadanos, está proscrita en el mundo llamado occidental, sólo mencionarla es anatema, de manera que la ficción democrática de la partitocracia se sacraliza, y se demoniza con ello a sus críticos: objetar al sistema de partidos es, para los acólitos del poder, poco menos que adolecer de totalitarismo.

La pregunta pertinente es ahora: ¿Para qué se molestan los mandarines financieros en sostener a sus expensas la farsa democrática, en vez de imponer una dictadura mundial —no digo ya en manos de un Consejo de Mandarines, sino en las de un testaferro-dictador—, cosa que podrían hacer con absoluta impunidad? Pues porque una dictadura, con todo y ser más eficiente, tendría una cabeza visible que sería considerada, por el pueblo, culpable de todo lo malo que sucediera en el mundo —que tiene que ser forzosamente mucho: la guerra es sólo una herramienta más para el finiquito de crisis abiertas— y la responsable de la supervivencia de todos los habitantes del planeta; mientras que la pseudo-democracia, aunque menos eficaz, distribuye la responsabilidad de cuanto sucede entre la propia ciudadanía, que para eso ha elegido a sus representantes políticos. El pueblo es, en mayor o menor medida, consciente de que el sistema tiene truco; es sabedor de que siempre será defraudado, porque los políticos y los medios creadores de opinión, sirven, en realidad, a la casta de los mandarines, totalmente ajena a su universo.

El único enemigo de los mandarines es la verdad, porque es sinónimo de libertad. Pero la auténtica democracia, la de una República Constitucional, basada en la identificación del Estado con la ciudadanía, en la escrupulosa independencia de poderes que determinan las urnas separadas para cada uno de ellos y en el mandato imperativo de los ciudadanos sobre sus representantes —con los electos en dependencia económica directa de sus electores, y no del Estado—, es una revolución tal, que el mandarinazgo jamás la consentirá, cueste el dinero o la sangre que cueste. ¿Cómo van a asumir que eso de que la soberanía reside en el pueblo sea algo más que una frase vacía, producto de la propaganda mediática y poco más? No. Nada de decisiones colectivas.

Cuando se levantan las suficientes tramoyas, queda patente que tras el orden mundial no hay más de 50 personas, que son las que toman decisiones e imparten sus consignas-órdenes a través de sus órganos de conexión con el mundo: Bilderberg, Trilateral, Davos, G-8, ONU; medio centenar de personas tan físicamente débiles y moralmente miserables como cualesquiera otras, sólo que con el suficiente poder y falta de escrúpulos como para decidir sobre la vida o la muerte de cientos de miles de seres humanos cada año, a cambio de muchísimo dinero —tanto, que deja de tener sentido aumentarlo— y, lo que es verdaderamente importante, a cambio del poder omnímodo, de la impunidad total que sólo es prerrogativa de los dioses. Porque eso son y desean seguir siendo, dioses, los mandarines que rigen el orbe todo.

FÉLIX UDIVARRI

Leer más

¿NUEVE TRILLONES AMERICANOS DE DÓLARES...?

¿Qué ha pasado con esa millonaria cantidad un año después?. Esta información aparecía hace un año tras una "supuesta" investigación en el Senado americano sobre el desfalco de la empresa privada que imprime la moneda estado unidense.

11 de julio de 2009

De la FED (Reserva Federal Norteamericana, un grupo de bancos privados controlados por el capitalismo internacional, al mando de Ben Shalom Bernanke y la Banda de la Kipá) han desaparecido 9 billones de dólares, el equivalente a 6 PIB's enteros de España en sus mejores tiempos. La cantidad, espeluznante, inimaginable, ha volado en los últimos meses, y está fuera del control contable del macro-banco, por lo que no ha sido conocida (¡ja!) ni supervisada por Elizabeth
Coleman, que es la Inspectora General de la Reserva Federal, una señora que no tuvo rebozo en hacer el ridículo echando balones fuera ante la durísima inquisitoria del congresista Alan Grayson(1). El desfalco es el mayor del que se tiene noticia en toda la historia universal de la banca, y hablamos de una élite de auténticos recordmen. ¿Le sorprende al lector que al asunto se le esté echando tierra encima en todos los medios de comunicación? ¿O ya conoce la falta de transparencia de estos en la tarea informativa cuando se trata de airear las vergüenzas de sus propietarios, de sus acreedores o del verdadero poder mundial, a fin de cuentas?

El súper-desfalco significa que la Banda de la Kipá está robando cada vez más deprisa, más descaradamente, porque la mamadurria se le acaba. Y con ese dinero fabricado de espaldas al Estado Federal —falso, por lo tanto— están haciéndose, a precio de saldo, con propiedades inmobiliarias y empresas estratégicas. Ellos lo llaman títulos o valores tóxicos,(2) pero hay que tener en cuenta que ya todos los bienes y empresas norteamericanas son tóxicos, en el sentido primigenio que se le dio a tal palabra hace unos meses: valores que se financiaron con créditos que jamás podrán ser devueltos. Tal como viene avisando Ácratas desde hace meses, EEUU estará en suspensión de pagos en otoño. Ya lo están más de una docena de sus 50 estados, como por ejemplo California, que representa el 10% del PIB norteamericano. El resto se derrumbará como una cadena de fichas de dominó en cuestión de pocos meses, junto con el Gobierno Federal. Y es que el asunto es universalmente conocido en ámbitos en los que se sabe sumar, restar, multiplicar y dividir (exclúyase España, por tanto). Hace unos días, Timothy Geithner (otro más de la Banda de la Kipá), Secretario de Estado del Tesoro estadounidense, hizo el ridículo más espantoso cuando, ante una audiencia de estudiantes de economía en Pekín, fue abucheado y sometido a público escarnio de risas y chirigotas porque se atrevió a decir que China había acertado poniendo sus reservas en Bonos del Tesoro Norteamericano.

Y es que lo sabe ya todo el mundo civilizado. La campaña que viene orquestándose sosteniendo las cotizaciones bursátiles en las principales plazas a base de inyecciones de capital recién creado, con la tinta aún fresca, tiene que acabar o las consecuencias serán aún peores. Esta huída hacia adelante de EEUU (y de su satélite y cerebro, el Reino Unido) conduce directamente al abismo. El riesgo para el resto de la humanidad es que, una vez en el borde, nos arrastren a todos con ellos. Que lo harán.

El esquema de la estafa da que pensar. Cuando se cede la prerrogativa de la fabricación del dinero desde la nada a un grupo de bancos privados —que eso es la FED, la agrupación de doce bancos federales cuyos propietarios son bancos privados—, cuando se admite pagar intereses por una partida de billetes cuyo único valor para los prestamistas es su costo en papel y tinta, el resultado final tiene que ser la ruina. Ante la impunidad absoluta, al principio, los socios de la FED se conformaron con el goloso negocio de cobrar intereses por prestar algo sin valor intrínseco. Pero más tarde, la espera para cobrar los intereses les pareció absurda. ¿Para qué esperar si lo podían fabricar directamente y gastárselo sin tasa, puesto que los únicos que podían controlar parcialmente sus tejemanejes —la FED tiene autonomía absoluta frente al Estado, como mandan los cánones del neoconservadurismo— son unos poquísimos funcionarios corruptos como la Inspectora Coleman?...

martes, 25 de mayo de 2010

Catastrófico: Groenlandia pierde un 0,007% de hielo al año

TARDARÁ 14.000 AÑOS EN DERRETIRSE

Un nuevo sistema de satélites permite "pesar" Groenlandia. Los resultados son catastróficos, según la "Unión de Científicos Preocupados": cada año se derriten 200 kilómetros cúbicos, un tercio del lago Eire. Pero puestos en perspectiva quizá no haya motivo para la alarma: es el 0,007% del total.

2010-05-24

Daniel Rodríguez Herrera
El mecanismo para medir el peso de Groenlandia es, para qué negarlo, espectacular. El sistema GRACE (Gravity Recovery and Climate Experiment) consiste en dos satélites que vuelan a una altitud de entre 450 a 500 kilómetros y a una distancia entre ellos de 220. Pese a ello, los satélites son capaces de detectar cambios en la distancia que hay entre ellos de incluso un micrómetro (0,000001 metros) de longitud, lo que es aproximadamente una centésima parte del grosor de un cabello humano.
¿Y eso para qué sirve? La fuerza gravitatoria de la Tierra sobre los objetos que la sobrevuelan varía levemente dependiendo de la masa de la zona que se está sobrevolando. GRACE permite percibir los leves cambios de velocidad producidos por el mayor o menor masa de la parte de la Tierra que sobrevuela. De este modo se puede monitorizar a lo largo del tiempo cambios en la masa de una región determinada. De este modo, el científico Scott Luthcke ha podido calcular cuánto hielo pierde Groenlandia cada año.
A diferencia del Ártico, cuyo derretimiento no aumenta el nivel del mar al ser hielo situado directamente en el océano, el hielo que se derrite de Groenlandia sí incrementa ese nivel, al estar situado sobre tierra firme. Aunque no hay una medida exacta del hielo que hay sobre la isla, se estima en aproximadamente 2.800.000 kilómetros cuadrados. Eso significa que, al ritmo actual, de 200 kilómetros cúbicos anuales, tardaría 14.000 años en derretirse. Para hacerse una idea, el ser humano dejó de ser sólo cazador-recolector y empezó a cultivar la tierra y civilizarse hace aproximadamente 12.000 años.
Sin embargo, para la Unión de Científicos Preocupados (Union of Concerned Scientists, UCS), este derretimiento es "una de las pruebas más poderosas del calentamiento global" y la cifra de Luthcke supone un ritmo de derretimiento "más rápido del que nadie esperaba". Habría que ver qué ritmo esperaban que tuviera para justificar tanto alarmismo climático.
En cualquier caso, UCS es una organización que ha sido denunciada por su sesgo progubernamental y contrario al libre mercado por periodistas como John Stossel y organizaciones como Media Research Center. UCS, pese a aparentar ser una organización de científicos sin agenda política marcada, se ha opuesto a los organismos genéticamente modificados, a la "guerra de las galaxias" de Ronald Reagan o al procesamiento de los residuos radioactivos para reaprovecharlos. Por supuestos, es defensora entusiasta de la teoría del origen antropogénico del calentamiento global.

Jeremy Irons, partidario de reducir la población del planeta para hacerlo sostenible

Pero él de momento no se suicida 
Los actores son muy dados a aportar soluciones para salvar a la humanidad de los peligros que, según ellos, se ciernen sobre ella. A algunos les da por reflexionar sobre el inexistente calentamiento global mientras viajan en jet privado. Irons, en cambio, propone soluciones más radicales.
2010-05-24
Pablo Molina / EFE
 Jeremy Irons ha llegado a la conclusión de que el planeta superpoblado, y tras profundas meditaciones, seguramente fruto de un largo proceso de estudio, ha decidido que esto no puede seguir así. El intérprete de películas míticas como "Lolita" predice que las guerras o las enfermedades, "probablemente" estas últimas, acabarán corrigiendo una situación a su juicio desastrosa.

Para el actor británico, cuyos méritos académicos en antropología, historia o biología permanecen en el desconocimiento más absoluto, el problema de la humanidad es el actual ritmo de crecimiento demográfico, que califica de "insostenible". También recuerda que mil millones de personas sufren hambre en el mundo, lo que califica de "locura", de forma que invita a las nuevas generaciones a hacer frente a ese desafío con "soluciones imaginativas". El hecho de que el planeta sea capaz de producir con las nuevas tecnologías alimento más que suficiente para todos sus habitantes es una variable que no ha debido tener en cuenta a la hora de formular sus designios.

Y tras este preámbulo que pretende sentar la necesidad de "actuar" sobre el exceso de población, Irons dirige su escalpelo intelectual hacia el "consumismo", una de las causas de que la humanidad no presente un estado aceptable según su elevado criterio.

Irons se escandaliza por la proliferación de tiendas de ropa en todos los países. "Uno va por la calle comercial (decualquier ciudad británica) y no ve más que ropa, ropa y más ropa", explica el actor, para a continuación preguntarse "¿Cuánta ropa necesita la gente?".

Pero no son sólo los cambios frecuentes de vestimenta lo que molesta al actor británico, sino también la costumbre de comprar automóviles nuevos desechando los viejos. Para el bueno de Jeremy deberían fabricar coches que duraran cuarenta años, algo por cierto que ya ocurre como ha podido comprobar él mismo en sus visitas a La Habana. Las innovaciones tecnológicas y la mejora constante de la seguridad y prestaciones de los nuevos vehículos no parecen ser argumentos de peso para este excelente actor, partidario de acabar de un plumazo con la floreciente industria automovilística.

Y si los millones de empleados dedicados a fabricar ropa y automóviles pueden estar algo molestos con las propuestas de Irons, los espectadores habituales de los cines más vale que anden prevenidos. Jeremy Irons está dispuesto a realizar un documental sobre la "sostenibilidad" del planeta en la línea de "Una verdad incómoda", parodia del cine de catástrofes pergeñada en su día por Al Gore. Los Oscars y el Nobel de la Paz muy bien podrían tener ya nuevo dueño.

Leer más

El Club Bilderberg debatirá en Sitges sobre el futuro del euro y las "alternativas" al dólar

LA AGENDA SECRETA DEL PODER

El Club Bilderberg, al que acuden anualmente algunas de las figuras más poderosas del mundo, se reunirá entre el 3 y el 6 de junio en Sitges. Tratarán, entre otros puntos, la crisis de Grecia, la supervivencia del euro, la economía de Japón, así como el futuro del dólar y sus posibles alternativas.

2010-05-24

M. Llamas
En los últimos años se han escrito ríos de tinta sobre el denominado Club Bilderberg, calificado por muchos como el grupo más poderoso del mundo. Y es que, un simple vistazo a la lista (no oficial) de asistentes que suele acudir a sus reuniones anuales refleja con claridad la enorme influencia que concentra este selecto club a nivel político (reyes, presidentes, ministros y secretarios de Estado), económico (los responsables del FMI, Banco Mundial, bancos centrales, entidades financieras y grandes compañías) y mediático (editores y directores de periódico).

El secretismo que rodea a este tipo de cumbres ha originado un caldo de cultivo ideal para el surgimiento de todo tipo de teorías de conspiración relacionadas con el establecimiento de un futuro Gobierno Mundial, entre otros oscuros objetivos. Más allá de estas hipótesis, lo único cierto es que este grupo se reúne desde hace décadas cada año para discutir importantes asuntos de actualidad al más alto nivel.

La historia del Club nace en 1954 tras su primera reunión, celebrada en el hotel Bilderberg, en Holanda. A partir de entonces, reúne todos los años en un lujoso complejo hotelero de EEUU o Europa a cerca de 130 personas, que acuden previa invitación. La mayoría de los asistentes pertenecen a las altas esferas de la política, las finanzas y el ámbito empresarial.

La cita, de carácter privado e informal, prohíbe el acceso a los medios de comunicación, y se desarrolla a modo de conferencia. Durante dichas sesiones algunos de los hombres más poderosos del planeta discuten sobre temas de actualidad a nivel geopolítico y económico.

Este año, por segunda vez en la historia, el Club se reúne en España. En concreto, en el Hotel Dolce de la población barcelonesa de Sitges, entre el próximo 3 y 6 de junio, si no se producen cambios de último hora -algo habitual-. La primera reunión del Club en España tuvo lugar en 1989, en el Hotel de La Toja (Pontevedra), y en aquella ocasión los asistentes fueron recibidos por los Reyes -la Reina Sofía es una asistente habitual a las reuniones del Club-.

En esta ocasión, se espera la presencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para recibir a los asistentes, aunque no se espera que participe en las reuniones privadas, según las fuentes consultadas conocedoras de los entresijos de la reunión.

Según la agenda de este año, a la que ha tenido acceso Libertad Digital, los temas a tratar se centran, sobre todo, en la crisis económica mundial. Los principales puntos son los siguientes:


1. ¿Sobrevivirá el euro?

2. Los avances en Europa: la estrategia europea para la salida... ¿en espera?

Este punto tratará el nivel de recuperación económica en la zona euro. La crisis de deuda pública que estalló en Grecia y que amenaza a otras economías débiles como España, Portugal o Irlanda, y los recientes planes de recorte público aprobados, hacen temer una nueva recaída en la recesión, con lo que la crisis europea adoptaría una forma en W.

Además, existen serias dudas acerca de los posibles efectos que tendrán las medidas extraordinarias adoptada por el Banco Central Europeo (BCE) a nivel monetario (bajos tipos de interés y compra directa de deuda pública).

3. ¿Tenemos las instituciones para hacer frente a la economía mundial?

Este punto está relacionado con las últimas propuestas de reformas financieras y económicas a nivel global lanzadas por los países más importantes del planeta (el denominado G-20) en los últimos meses.

Dichas medidas van encaminadas a reforzar la cooperación y coordinación internacional mediante el establecimiento de nuevos mecanismos de supervisión y control a nivel financiero para evita crisis futuras.

4. Grecia: lecciones y estrategias de futuro

La crisis de deuda griega y los posibles mecanismos de actuación en caso de contagio a otros países de la zona euro.

5. La misión de la OTAN en Afganistán: La agenda práctica para la Alianza Atlántica.

6. Irán y Rusia: Las amenazas económicas y financieras para la Alianza Atlántica

7. Las consecuencias de la guerra contra el terrorismo

8. La influencia de los asuntos domésticos en la política exterior estadounidense

9. Las perspectivas para la economía de Japón

10. El futuro del dólar de los EEUU: escenarios alternativos

Este último punto, el futuro papel del dólar, hoy hegemónico en el sistema monetario internacional, ha ocupado una parte importante de la agenda de los líderes del planeta en los últimos tiempos. El posible colapso del dólar y su sustitución por una nueva divisa de reserva mundial ha sido, y sigue siendo, un tema ampliamente debatido a nivel internacional. Bilderberg también debatirá esta cuestión, y sus posibles "alternativas", según estas mismas fuentes.

Leer más

Cada "empleo verde" que crea Italia destruye 4,8 puestos de trabajo

EL FIASCO RENOVABLE SE EXTIENDE

Un nuevo estudio, del Instituto Bruno Leoni, refleja la destrucción laboral que provoca el apoyo público a las energías renovables en Italia. Cada empleo verde italiano destruirá 4,8 en el resto de la economía, el doble que en España.



2010-05-25
M. Llamas
Un nuevo estudio ratifica el fiasco de las energías verdes. En este caso, el Instituto Bruno Leoni ha elaborado recientemente un informe sobre el impacto de las subvenciones públicas al sector de la energía eólica y solar en Italia, tomando como referencia el estudio sobre empleos verdes realizado por la Universidad Rey Juan Carlos y los analistas del Instituto Juan de Mariana en España. Y los resultados son aún peores que los registrados para el caso español.

Los investigadores Carlo Stagnaro y Luciano Lavecchia demuestran que cada “empleo verde” que se crea en Italia destruye 6,9 puestos de trabajo en la industria del país y 4,8 en el conjunto de la economía. De este modo, supera a los nefastos resultados obtenidos en España: cada “empleo verde” español ha precisado subvenciones por valor de 571.138 euros desde el año 2000, de modo que por cada trabajo creado en las renovables se ha destruido un promedio de 2,2 empleos en el resto de la economía española.

El estudio toma como referencia el volumen de subvenciones verdes estimado por el Gobierno italiano hasta 2020, en cumplimiento de la agenda impuesta por la UE para reducir la emisión de gases de efector invernadero a la atmósfera. Concluye que la inyección de ayudas públicas al sector creará entre 23.700 y 45.100 empleos en el sector eólico, y entre 26.900 y 45.900 en el fotovoltaco para 2020.

El problema, sin embargo, es que el coste público de dicho apoyo será milmillonario. En concreto, los expertos calculan que los contribuyentes italianos aportarán de su bolsillo -vía subvenciones directas- unos 30.800 millones de euros al sector eólico y otros 32.700 millones para el solar.

Como resultado, la creación de cada "empleo verde" en el sector eólico costará entre 464.000 y 1,3 millones de euros, dependiendo de los distintos escenarios observados (menos o mayor peso de las energías renovables en el conjunto del sector). Mientras, en el caso de la energía fotovoltaica, el coste para los contribuyentes oscilará entre los 713.000 y los 1,22 millones de euros por cada trabajo que genere el sector para 2020.
Leer más

martes, 18 de mayo de 2010

El Senado de EEUU acepta realizar una auditoría light a la Reserva Federal

REBAJA LA PROPUESTA DE RON PAUL

"El congresista republicano Ron Paul lleva meses luchando para lograr que la Reserva Federal de EEUU se someta a una profunda auditoría para sacar a la luz sus decisiones secretas. Sin embargo, el Senado de EEUU se ha limitado a aprobar un control superficial y esporádico de la entidad".

2010-05-18
Ángel Martín
La actual crisis financiera ha supuesto un duro golpe a la confianza de los norteamericanos sobre la responsabilidad y sensatez de las políticas monetarias de la banca central estadounidense.

Para algunos, como el congresista republicano Ron Paul, la Reserva Federal es la máxima culpable de la crisis al haber generado la burbuja inmobiliaria y de crédito por su política de dinero fácil. Pero ésta no es la única crítica que se le hace al sistema de la banca central estadounidense. También se critica el hecho de que esta institución actúe por encima de la Constitución norteamericana, operando de manera muy poco transparente y de forma sospechosamente misteriosa.

A raíz de esta crítica, el congresista lanzó el pasado año una propuesta legislativa consistente en aumentar el control del Congreso sobre la autoridad monetaria -su proyecto de ley de auditar la FED (HR 1207), bajo el título de Ley de Transparencia de la Reserva Federal-. La idea es someter a supervisión política las deliberaciones y decisiones monetarias de la Reserva Federal.

Su iniciativa legislativa consiguió luz verde por parte del Comité de Servicios Financieros del Congreso. El apoyo que tiene esta propuesta es aún mayor entre la población norteamericana, como lo muestran algunas encuestas. Economistas liberales del Mises Institute norteamericano firmaron una carta en apoyo al proyecto de ley de Ron Paul.

No obstante, a ella se oponen personalidades tan destacables como Ben Bernanke, presidente de la FED, Timothy Geithner, secretario del Tesoro norteamericano, y otro buen puñado de prestigiosos economistas.

Tras haber estado el tema aparcado durante algunos meses, la propuesta de Ron Paul ha vuelto a la palestra de la actualidad informativa. Pero, lamentablemente para quienes la defienden, las últimas noticias no han ido en la buena dirección.

La pasada semana, el Senado votó sobre la conveniencia de aprobar el proyecto de ley Audit the FED. Los resultados fueron aplastantes: 96 votos a favor, y 0 en contra. ¿Cómo es posible? ¿No era una propuesta altamente polémica, que levantaba controversias entre políticos y legisladores?

La respuesta está en el contenido de la propuesta que se estaba votando. Resulta que el proyecto de ley que se aprobó en el Senado tiene que ver muy poco con la idea de Ron Paul y sus seguidores de someter a la Reserva Federal a una auditoría continua por parte del Congreso.

Más bien, lo que se aprobó fue la propuesta del Senador Bernard Sanders, que consiste en permitir a una agencia supervisora, la Government Accountability Office (GAO), realizar una única revisión de las operaciones de emergencia que la FED ha llevado a cabo desde diciembre de 2007.

Se trata de forzar a la FED a que publique información sobre el uso de poderes de emergencia que ha ejercido en esta crisis para ayudar en el rescate del sistema financiero. Así, se exigirá que la autoridad monetaria publique en su página web los nombres de empresas, particulares y bancos centrales que obtuvieron ayuda, y que se detalle el tipo de asistencia recibida, las cantidades y otras informaciones.

A pesar de las apariencias, esta propuesta es muy diferente de la planteada originalmente por Ron Paul. De hecho, en la misma votación se rechazó la propuesta del Republicano David Vitter, que sí iba por la línea de Ron Paul de someter a la autoridad monetaria a revisiones y controles periódicos y exhaustivos.

Y es que, la medida planteada por Paul consistía en que la GAO auditara de forma continuada y detallada cada partida del balance de la Reserva Federal, incluyendo las facilidades de crédito, programas de compra de títulos, etc. Además, se quería conseguir que las reuniones del consejo de la FED, donde se decide sobre la política monetaria (por ejemplo, sobre los tipos de interés) fueran públicas.

Las diferencias entre ambas propuestas quedan claras cuando se tiene en cuenta que, como afirma Business Week, la medida de Sanders está cerca de lo que Bernanke dijo que apoyaría, ya que éste en febrero invitó a una auditoría de los programas de préstamos de emergencia de la FED, mientras rechazaba un control más amplio sobre la política monetaria.

Para Ron Paul ha sido una decepción y un jarro de agua fría inesperado, ya que fue a última hora cuando Sanders recortó el contenido de la propuesta, en respuesta a preocupaciones levantadas por Bernanke, el Departamento del Tesoro y otros senadores. Los últimos días anteriores a la votación en el Senado fueron de grandes presiones y frenética actividad de los lobbies sobre los senadores.

Como Paul afirmaba, “Sanders se ha vendido y se ha aliado con Chris Dodd (presidente de la Comisión del Senado sobre Banca) para destruir la Auditoría de la FED en el Senado”. Su “compromiso” es lo que la Administración y los intereses de la banca quieren: permitirán que algunos programas gubernamentales de inyección de liquidez, como el TARP (Troubled Asset Relief Program) y el TALF (Term Asset-Backed Loan Facility), sean auditados, pero no habrá ninguna transparencia sobre la FOMC (Federal Open Market Committee), las operaciones de descuento o los acuerdos con bancos centrales extranjeros.

Los defensores de una auditoría auténtica no se rinden. El republicano Vitter dijo que “debemos ir más allá de la propuesta de Sanders”. La razón expuesta para ejercer un control continuo de las operaciones de la FED se centra, precisamente, en las operaciones que va a llevar a cabo con el Banco Central Europeo (BCE) para rescatar a países de la zona euro en riesgo de quiebra: “Claramente, ello es un perfecto y muy reciente ejemplo de por qué debemos mirar a lo que la FED está haciendo de manera continuada”.

Esta aprobación llega en un momento en el que el Tribunal Supremo estadounidense está decidiendo sobre la demanda que la agencia Bloomberg lanzó a la Reserva Federal para que publicara los registros de sus operaciones. A pesar de que el pasado 19 de marzo los jueces de Nueva York dictaminaron a favor de Bloomberg, la Junta de la FED pidió que se reconsiderara la decisión. Si se rechaza la petición, aún podrían acudir al Tribunal Supremo.

La necesidad de transparencia de la autoridad monetaria se puso de manifiesto con el escándalo del rescate de la aseguradora AIG, en el que el actual Secretario del Tesoro. Tim Geithner, fue uno de los principales protagonistas, ya que por entonces presidía la FED de Nueva York.
Leer más

Felipe González, humo y mentira

Tontería económica

Carlos Rodríguez Braun

González relaciona el sistema financiero con los rescates, de modo que piensa que son los bancos los que han llevado a la catástrofe, como si los bancos no tuvieran dependencia de los bancos centrales, instituciones a las que asombrosamente no menciona.

2010-05-16
Leo a Felipe González en un par de artículos en El País:
Estamos ante un poder financiero global condicionante del poder representativo de los gobiernos... el sistema financiero y los actores que lo acompañan, que nos ha llevado a esta catástrofe, tiene que ser regulado y controlado. La paradoja se hace cada vez más chocante para todos: por sus errores nos llevaron a las operaciones de rescate y ahora atacan a los gobiernos por los desequilibrios que este rescate provocó... Hay que cambiar el funcionamiento de estas instituciones, de estos fondos sin control, de estas figuras llenas de humo y mentira. Hay que hacerlo ya, incluso para dar tiempo a que cambien las prácticas que han deteriorado al sistema, pero, y sobre todo, para salvar al sistema de sí mismo, de su voracidad y desmesura. Vamos con retraso. Como no los regulamos, terminan por regularnos ellos, a su capricho especulativo y con costes insoportables.
Humo y mentira. No hay ningún poder financiero global que condicione a los gobiernos porque las finanzas están condicionadas por los gobiernos, porque están intervenidas y reguladas por autoridades públicas en todo el planeta. Esto no quiere decir que los gobiernos no tengan límites, claro que los tienen, pero esos límites están marcados por la lógica de la propia política y no por las finanzas: digamos, si un gobierno decide tener un déficit del 10% del PIB, no puede decidir a la vez que quienes le prestan el dinero voluntariamente lo hagan siempre con alacridad y sin inquietud.
Humo y mentira. González relaciona el sistema financiero con los rescates, de modo que piensa que son los bancos los que han llevado a la catástrofe, como si los bancos no tuvieran dependencia de los bancos centrales, instituciones a las que asombrosamente no menciona.
Humo y mentira. Hay que controlar más y rápido. La prisa es una clave del intervencionismo, y aún más en este caso, porque Felipe González, como hemos visto, ignora la clave de las finanzas, y es que el control que se reclama ya existe, es público, y es copioso.
Humo y mentira. "Salvar al sistema de sí mismo". Es un viejo y peligroso camelo: las autoridades atacan a los ciudadanos, pero es para defendernos, para salvar la libertad nos quitan la libertad. Como el mercado se autodestruye, vamos a destruirlo para evitarlo. Como el capitalismo da lugar a perturbaciones y corre el riesgo de desaparecer en manos del socialismo, vamos a socializarlo para garantizar la paz social, etc.
Humo y mentira. Si no regulamos los mercados nos regulan ellos, caprichosos y costosos. Pero el mercado no regula a los políticos y legisladores. Los gobiernos y los ciudadanos no están en pie de igualdad: es el Estado el que regula el mercado y no al revés. En cuanto a caprichos y costes, igual Felipe González pretende que la capacidad de los ciudadanos para imponérselos a las autoridades es idéntica a la de las autoridades para imponérselos a los ciudadanos.
El diario El País y todos los medios de PRISA forman parte del Club Bilderberg

El FMI hace aguas

Predicciones

Ángel Martín Oro

Es la confianza casi ciega en estas previsiones del FMI lo que nos hacen más dependientes y vulnerables. Si tenemos un mapa erróneo, nuestra confianza en él nos llevará con toda seguridad a una meta no deseada.

2010-05-17

El Fondo Monetario Internacional (FMI) es uno de esos casos de instituciones que levantan iras tanto desde cierta parte de la izquierda intervencionista como desde buena parte de los liberales. Curiosamente, los primeros la califican de neo-liberal (ergo, peligrosa), mientras que los segundos la consideran como otro brazo más del intervencionismo de los gobiernos.
Para Carlos Rodríguez Braun, considerar al FMI como una institución defensora de los libres mercados es simplemente una distorsión de la realidad. Tal y como afirma, "no tiene nada que ver con el mercado. Es una organización política, dirigida por políticos y nutrida con dinero que las autoridades extraen a los contribuyentes. Para colmo, un vistazo a la historia reciente del FMI bastará para comprender que sistemáticamente pidió a los países que redujeran su déficit ¡subiendo los impuestos!". Asimismo, en la reciente crisis se han repetido constantemente las peticiones del Fondo para que los países mantuvieran sus estímulos fiscales.
La crisis ha puesto además de relieve algunos puntos débiles en lo que a sus pésimas previsiones económicas se refiere. Así, se une a otros como Milton Friedman, las agencias de rating o las máximas autoridades de la Reserva Federal, quienes han mostrado una nula previsión de lo que se nos venía encima. En el caso del FMI esto es particularmente grave, ya que las predicciones de este organismo tienen una repercusión enorme y son de las más seguidas a nivel internacional.
Además, son de estas previsiones de las que dependen las actuaciones del Fondo. Esto se ha puesto de manifiesto en algunas de sus intervenciones recientes, como la que tuvo lugar a finales de 2008 para ayudar a las cuentas públicas y salvar del colapso financiero a Letonia, el país más afectado en la profunda crisis en los países bálticos. En sus programas de asistencia financiera, el FMI suele conceder el dinero en distintos tramos, con la condición de que se cumplan los requisitos impuestos.
En este caso, a la altura de verano de 2009 el gobierno letón preveía un déficit fiscal para ese año de alrededor del 9% del PIB, muy alejado del 15,5% pronosticado por el FMI. Finalmente, la cifra oficial coincidió exactamente con la anticipada por la Administración de Letonia. Este error de estimación no evitó que en octubre el FMI impusiera recortes de gasto público adicionales, frente a la oposición del gobierno, quien argumentaba que las expectativas del FMI eran demasiado pesimistas. Otras de las recomendaciones que recibió el gobierno de Letonia desde varias instancias fueron subir los impuestos y devaluar su moneda, el lat, lo que afortunadamente no llegó a suceder.
Para Anders Aslund, experto en las economías de Europa Central y del Este, "el FMI se ha equivocado sobremanera en todas las cifras sobre la economía letona, y se ha visto forzado a cambiar su misión principal tres veces en medio año", lo que implica que "esté en camino de desacreditarse a sí mismo en Letonia, como también sucedió en Corea del Sur (en la crisis financiera asiática de 1997) al exagerar la extensión de la crisis y pensar que los problemas sistémicos son peores de lo que realmente son". No por casualidad, Lituania, que también pasó por problemas, prefirió no acudir a la ayuda del FMI, y financiarse en el mercado aunque fuera a tipos de interés más altos.
Como consecuencia de todo esto, algunos como Nassim Taleb, autor de El Cisne Negro, se hacen la necesaria reflexión: "¿Cómo puede la gente seguir escuchando al número 2 del FMI hablar sobre su pronóstico para el futuro cuando nunca acertó en el pasado?". ¿Hay razones de peso para pensar que mejorarán sus previsiones en el futuro? Probablemente sus defensores argüirán que en años próximos dispondrán de mayor y mejor información. Pero lo cierto es que esta información se va creando y modificando constantemente.
Taleb va más allá y se pregunta qué sentido tiene lanzar previsiones de este tipo cuando fallan una y otra vez. ¿Para qué? La respuesta que suele recibir es que para orientarse es preferible tener un plano a no tener ninguno. Pero, ¿de verdad me es útil un plano de París si quiero encontrar la Puerta del Sol?
Precisamente, es la confianza casi ciega en estas previsiones lo que nos hacen más dependientes y vulnerables. Si tenemos un mapa erróneo, nuestra confianza en él nos llevará con toda seguridad a una meta no deseada. En cambio, si no tuviéramos ninguno, deberíamos agudizar nuestra atención y sentidos, aumentando la probabilidad de éxito.
Ya va siendo hora de que se ponga a cada uno en su lugar. El FMI y sus previsiones, así como la FED y las suyas, no deberían salirse de rositas, con un "aquí no ha pasado nada". Al menos, la opinión pública debería ser consciente de en qué se despilfarra su dinero.
Ángel Martín Oro escribe regularmente en su blog.

Leer más

miércoles, 12 de mayo de 2010

Los calentólogos defienden su honestidad con una foto trucada

EL MACARTISMO DEL OSO POLAR 
La revista Science ha publicado una carta firmada por 255 de los 2.100 miembros de la norteamericana Academia Nacional de las Ciencias en la que protestaban por los "ataques políticos" a los climatólogos. Desafortunadamente, la foto que la acompaña –del inevitable oso polar– está hecha con Photoshop.
La imagen de la polémica. | Jan Will/iStockPhot
2010-05-12

Daniel Rodríguez Herrera
Los osos polares se han convertido en un icono del calentamiento global. Su aspecto de peluche los convierte en un objeto de adoración instantáneo. Otra cosa es la realidad que no nos suelen mostrar: son osos al fin y al cabo, animales carnívoros; no es precisamente aconsejable abrazar a uno de verdad.
Pero como no vemos fotografías de estos magníficos animales en acción, el hecho de que los hielos se derritan y los pobres se ahoguen al no tener dónde hacer pie es uno de los mejores llamamientos a la acción con el que cuentan los calentólogos. Da lo mismo que sean grandes nadadores y se hayan visto ejemplares a más de 300 kilómetros del pedazo de tierra (o hielo) más cercano, que hayan sobrevivido periodos más cálidos y que, de hecho, actualmente se estime que su población está aumentando.
Es esa imagen la que ha escogido Science para ilustrar la carta en defensa de ilustres calentólogos como Phil Jones, James Hansen o Michael Mann, cuya honestidad científica ha sido puesta en duda en bastantes ocasiones por científicos escépticos con algunas de sus conclusiones. Los miembros de la Academia Nacional de las Ciencias –institución oficial destinada a aconsejar al Gobierno en asuntos científicos– protestan por las amenazas macartistas contra ellos y las "mentiras" que los intentan descalificar, al mismo tiempo que aplican el término "negacionistas" a quienes dudan de sus conclusiones. Nuevamente, la ley del embudo: los míos son intocables, los otros son nazis.
La mala suerte es que la revista ha enviado a la imprenta la revista con una fotografía de un oso polar que es completamente falsa. En ella se ve a un oso polar posado sobre un fragmento de hielo pequeño y extremadamente delgado, a punto de desaparecer bajo las aguas. Pero el mismo autor de la foto indica que es una recreación; que ha empleado un retoque fotográfico para unir al oso, el hielo y el mar en una única imagen, según ha denunciado James Delingpole en el británico Daily Telegraph.
Así, una carta para defender la honestidad de los climatólogos cuestionados, especialmente tras descubrirse por los correos electrónicos del Climagate un comportamiento y una ética científica manifiestamente mejorable, Science ha escogido una foto para reforzar el mensaje dando una impresión al lector de que el calentamiento es muy malo y hay que actuar ya. Pero era falsa. Descubierto el pastel, ha cambiado la fotografía en la edición electrónica de la revista, tanto en web como en PDF.

The New York Times veta una carta colectiva que respondía a su editorial pro-Garzón

Sobre la "memoria histórica"
2010-05-11

libertad digital
El pasado 9 de abril, The New York Times publicó un editorial titulado "An Injustice in Spain" en el que trataba de la causa abierta contra el juez Garzón relacionada con la Ley de Memoria Histórica. La carta que publicamos a continuación, en su original en inglés y en traducción al español,  se remitió al periódico norteamericano  el 19 de abril, sin que hasta ahora haya aparecido.  Sus firmantes fueron Luis M. Linde, Antonio Gracia, Fernando Eguidazu, Carlos Bustelo, Antonio Vázquez y Manuel García-Aranda. Creemos que puede tener interés para nuestros lectores.

Versión es español. Traducción de Gabriela Bustelo
Al editor de la página de Opinión de The New York Times


Estimado señor:


Su editorial “An Injustice in Spain” del 9 de abril plantea que si los crímenes que el juez Garzón pretendía investigar fueron “como parece probable… crímenes contra la humanidad según la ley internacional, la amnistía española de 1977 no hubiera podido indultarlos legalmente”.
Si la ley internacional a la que nos referimos es el llamado “Estatuto de Roma” de la Corte Penal Internacional (1998), durante la Guerra Civil española se produjeron dos sucesos que podrían calificarse de “crímenes contra la humanidad” (según el artículo 7 de ese Estatuto) por encima de ningún otro: 1) el asesinato de casi 7.000 sacerdotes, frailes, monjas y miembros de asociaciones católicas por ningún otro motivo salvo el de ser creyentes o miembros activos de la Iglesia; y 2) la decisión, llevada a cabo en noviembre y diciembre de 1936 por las autoridades comunistas y sus asesores soviéticos del Comisariado Popular para Asuntos Internos (NKVD), que en ese momento controlaban los dispositivos de seguridad en Madrid,  de exterminar a todos los presos “políticos” recluidos en las cárceles de Madrid y otros centros de detención supervisados por los partidos del Frente Popular y otras organizaciones . Los presos eran miembros del Ejército sin responsabilidad alguna en la revuelta militar, ciudadanos de las clases altas y medias, funcionarios, políticos, abogados, médicos, jueces, artistas, profesores, escritores y periodistas, todos ellos sospechosos de simpatizar con el alzamiento militar. Entre 6.000 y 8.000 personas murieron asesinadas, incluidos muchos jóvenes detenidos con sus padres sin motivo alguno.
Con o sin leyes de amnistía, es imposible procesar a ciudadanos ya fallecidos, tanto en España como, a nuestro leal saber y entender, en cualquier otro país del mundo. Los responsables de los crímenes de ambos bandos durante y después de la guerra murieron hace tiempo. Pero hay una excepción muy relevante: Santiago Carrillo, un histórico líder comunista que, indudablemente,  estuvo relacionado con el asesinato masivo cometido en Madrid en noviembre de 1936 y que sigue vivo.
El señor Carrillo, que tiene 95 años, tuvo un papel muy positivo en la transición democrática llevada a cabo tras la muerte de Franco. De hecho , tanto él como su partido apoyaron la Ley de Amnistía de 1977, una importante pieza de la arquitectura política que permitió a España pasar pacíficamente de la dictadura a la democracia.
A una gran mayoría de españoles les parecería una locura llevar al señor Carrillo a juicio basándose en el argumento de que el Estatuto de Roma de 1998 pueda suplantar a la amnistía de 1977. A día de hoy,  tanto la Guerra Civil como el régimen franquista deben quedar  en manos de los historiadores, no de los jueces. Es absurdo mezclar esas dos consideraciones,  o intentar establecer un canon histórico que haga “Justicia” para cualquiera de los dos bandos. El intento por parte del señor Garzón de presentar una cause célèbre guarda poca relación con la justicia. En España somos muchos quienes pensamos que ha sido un espectáculo político dirigido al consumo interno, pero ideado también para potenciar su estatus de celebridad internacional.


Madrid, 19 abril, 2010
 Leer más

Ni qué decier tiene que The New York Times está íntimamente ligado a los líderes del Club Bilderberg, interesado éste en convertir a Garzón en uno de  "sus" jueces internacionales.

sábado, 8 de mayo de 2010

El papel de las ONG´s en el final de la democracia (I)

Algunas ONG´s tendrán un relevante papel en la, supuestamente pretendida, erradicación de la democracia en el mundo. El Club Bilderberg tiene entre sus planes convertir a las más influyentes ONG mundiales, en promotoras del cambio global hacia la dictadura del Nuevo Orden Mundial.

A.C.H.
       Según el investigador ruso-canadiense Daniel Estulin, que analiza en varios de sus libros los entresijos de ciertas organizaciones de orden secreto y económico englobadas en el conocido como “Club Bilderberg”, que estaría planificando la instauración de un orden mundial único (Nuevo Orden Mundial), cuyo objetivo último es acabar con la democracia lo menos “traumáticamente” posible; este club de élite dirige su dedo a ciertas ONG´s respecto al papel que éstas representarán en la transformación de la sociedad hacia ese proyecto de Gobierno Mundial, cuyas primeras referencias políticas se remontan a la Revolución Francesa. Para ese nuevo orden la propiedad privada es excesiva, y la riqueza de usted habrá de compartirla con el resto del planeta. Para conseguirlo el Club Bilderberg estaría utilizando también el control sobre determinadas e influyentes Organizaciones No Gubernamentales.

    Muchos pensadores de ideas marxistas forman parte actualmente, y desde sus comienzos, de las principales organizaciones asociadas, y anteriores al Club Bilderberg y del propio Bilderberg como tal, desde su fundación a principios de los 50, concretament en 1954. Entre estas asociaciones se encuentran: El CFR (Council of Foreign Releations), presidido por Rockefeller; el Consejo de las Américas; el RIIA; el Instituto de Relaciones Pacíficas; la Fundación Gorbachov; la Fundación Bill Gates; la Comisión Trilateral y otras muchas detrás de las cuales siempre aparece la familia Rockefeller. Entre ellas las decisiones se toman a través de grupos de estudio, financiados por Becas del Council que a su vez pertenecen a Ford, Carnegie o Rockefeller. Otros muchos autores también, colocan a estas asociaciones en la órbita de las más influyentes y poderosas organizaciones masónicas del mundo (algunas de ellas disponen de mayor presupuesto económico que la propia nación estado unidense).

    Debido a la influencia que las ONG están adquiriendo en el ámbito civil; estos grupos ven ahora con buenos ojos, en aras a la consecución de sus siniestros objetivos, dar, por primera vez a los activistas medioambientales, “una posición de autoridad gubernamental en la agencia que controla el uso de la atmósfera, el espacio exterior, los océanos y, en general, la biodiversidad”. Curiosamente, esta invitación de participación de la “sociedad civil” en el Gobierno Global se describirá como una ampliación de la democracia.

   Estulin mantiene en su libro: “La verdadera historia del Club Bilderberg”; que entre las atribuciones confiadas a las ONG´s para allanar el terreno hacia ese Nuevo Orden Mundial, destacan: “la agitación social a niveles locales, la asociación de las mismas por intereses nacionales y la elaboración de estudios para justificar los impuestos globales a través de ciertas organizaciones de la ONU como la Global Plan. La estrategia es avanzar hacia el objetivo del Gobierno Global con programas para desacreditar a individuos y organizaciones que provoquen presión política interna o acciones populistas que no apoyen a la nueva ética global.” (sic)
     
 En este libro (que abarca las diferentes áreas de actuación de estos grupos de Poder), Estulin indica que en el número de enero/febrero de 1996 de la revista Ecologic” se explica que “el programa medioambiental de las Naciones Unidas, junto con los tratados internacionales bajo su jurisdicción, serán, en último extremo, gobernados por un cuerpo especial de activistas medioambientales, escogidos sólo entre ciertas ONG´s acreditadas. Éstas serán seleccionadas por delegados de la Asamblea General que, a su vez, serán elegidos por el presidente de los Estados Unidos.”
Para asegurarse el éxito con la participación de estas organizaciones “no gubernamentales”, aunque, todas se financian de los correspondientes presupuestos de los Estados donde se localizan, la Comisión recomienda la creación de un nuevo derecho: “El derecho de petición”. En un informe, la Organización para la Conservación del Medio Ambiente afirma que este “nuevo mecanismo proporciona una vía directa de comunicación entre los afiliados de base de las ONG nacionales e internacionales y los niveles más altos del Gobierno Global.” No obstante la participación en la toma de decisiones y de estrategias, se limitará a las ONG´s “acreditadas” y a sus afiliados; cuyos delegados serán nombrados por el presidente de los Estados Unidos, controlado por la Asociación Rockefeller-CFR-Bilderberg. De hecho, recientes informaciones aparecidas en internet, aportan documentación sobre la financiación a Greenpeace por las fundaciones de Rockefeller y otros magnates del petróleo, la automoción y de las multinacionales de medios de comunicación. Recientemente comienzan a aparecer informaciones cada vez más explícitas sobre cómo se está utilizando, a través de su financiación, estas organizaciones para conseguir su ansiado nuevo orden. He aquí como, tras un velo de fundaciones sin ánimo de lucro, los Rockefeller actúan sobre Greenpeace: ).La financiación de Rockefeller a Greenpeace ha ascendido a 1, 15

    Parte del aparato logístico-estratégico de este plan mundial para la erradicación de las libertades individuales, lo conforma el Instituto Tavingstock, especializado desde principios del siglo XX, en el estudio de la conducta humana y en la experimentación de fórmulas psico-sociales para el lavado de cerebro o la modificación de la conducta social en los colectivos humanos; o sea, estudios sobre la manipulación de las masas. Su principal responsable es Peter Vickers Hall un socialista fabiano, (una de las variedades del marxismo), de Estados Unidos. Los consejos de Vickers “aplicados a la administración Reagan” a principios de los 80 “fueron los responsables del derrumbe de las industrias bancaria y empresitaria”.
Otro de los colaboradores del Club Bilderberg sería el Instituto de Estudios Políticos (IPS) cuyo principal teórico es Noam Chomsky, conocido escritor y analista anti-capitalista. Los objetivos políticos del IPS están al dictado del Instituto Tavistock, creado para extender los “ideales” del socialismo nihilista de izquierdas como movimiento base en EEUU; y de la Mesa Redonda Británica. John Coleman, autor de varios libros sobre esta Institución, escribió que entre sus intenciones destaca la creación de “la nueva izquierda, un movimiento de base para engendrar conflictos y extender el caos”. Podría ser casualidad que uno de los principales lemas de ciertas logias masónicas sea “Ordo Ab Chaos”, esto es: “Crear el caos para imponer el orden”.
Según Coleman, las técnicas de estos institutos fueron decisivas para provocar la caida del presidente Richard Nixon por negarse a seguir las directrices impuestas por los bilderbergers, respecto a la política arancelaria americana:
Nixon se había negado a aprobar el GATT (Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio), desobedeciendo las órdenes de Bilderberg y enfureciendo a David Rockefeller; por lo que Kissinger y varios colaboradores pusieron en marcha el plan “Watergate” para provocar su abandono de la presidencia americana. Este acuerdo económico, que sería aprobado por su sucesor Gerald Ford, supuso, como se comprobaría más tarde, “una auténtica erosión de la soberanía nacional de Estados Unidos y se halla en el proceso de crear una destrucción total social, económica y cultural, tal y como el Senado de Estados Unidos había advertido en 1994 a través del millonario y miembro del Parlamento Europeo, sir James Goldsmith (que murió repentinamente -y no sabemos si por casualidad- después de testificar ante el Comité del Senado de Estados Unidos). El resultado de la aplicación de aquellas medidas arancelarias, aprobadas también en España años después, desencadenó la invasión de productos de países orientales (especialmetnve de China), provocando duras reconversiones en ciertos sectores de la economía nacional como el textil, el calzado la agricultura y otros.
Ahora, con el aval y bajo el paraguas y la influencia social de las ONG elegidas, los globalizadores mundiales abrirán la veda a los impuestos y restricciones medioambientales; puesto que los recursos, como el agua, o el aire no nos pertenecen. Son “Recursos Globales” y, aunque ahora los obtengamos gratuitamente o casi; el objetivo marcado es que tengamos que pagar por ellos. Incluso por tener un jardín (que consume agua), o por plantar un tomate en una parcela, o criar una gallina para consumir sus huevos; tendremos que pagar un impuesto. Según Estulin: “... prepárese para el día en que tenga que pagar un impuesto por cultivar tomates en su propio jardín: ese suelo es un “Recurso Global”; ¡le pertenece al planeta, no a usted! La naturaleza de los impuestos es crecer y crecer, aunque su efecto sea el de empobrecernos a todos. Si piensa que su nivel de vida ya ha bajado, espere a que esos nuevos impuestos golpeen su bolsillo. Muy pronto estará pagando un alquiler, a través de una plétora de impuestos globales, sólo por vivir sobre la Tierra. (Sic) …Si las voces que, en Estados Unidos continúan trabajando con éxito por el Gobierno Global, el mundo estará obocado sin remedio a una transformación social más radical que la Revolución Bolchevique en Rusia”.

    En los últimos días, medios escritos o digitales dignos de toda solvencia y credibilidad en España, se vienen haciendo eco de noticias, sorprendentes para quienes no conocen las intenciones del Nuevo Orden Mundial que ya tenemos encima. Verdaderamente escandalosas, alarmando sobre el “cambio climático” y sobre medidas radicales que habrán de adoptarse para el control y reducción de la población, uno de los principales objetivos a corto plazo del Club Bilderberg y muy especialmente de las fundaciones de la familia Rockefeller. El debate ya está ahí, pero los argumentos medioambientales y de “economía sostenible” que se utilizan, no esconden más que el verdadero propósito de estas familias que es el control por heredad perpétua de todos los recursos de la Tierra, para lo cual se hace necesario la reducción de su consumo, pues éstos son limitados y en ellos se basa su Poder, tanto económico como político. Por ejemplo en marzo de 2009 se hizo público un informe según el cual: “un reciente estudio estadístico de la Universidad Estatal de Oregon (EEUU) propone abiertamente reducir al mínimo los niveles reproductivos de los humanos para limitar las emisiones de CO2 a la atmósfera” (Sic). “En concreto, el citado estudio, recogido por el blog desdeelexilio, propone limitar el índice de nacimientos a niveles inferiores al índice de mortandad. De este modo, con el tiempo, al existir un mayor número de fallecidos que de nuevos nacidos, el conjunto de la población humana se iría reduciendo poco a poco. Lo que no queda claro es cómo alcanzar este objetivo. ¿Esterilizando a la mitad de los hombres y mujeres? ...Y es que, el citado informe estadounidense gira en torno al siguiente eje: "Una persona es responsable de las emisiones de CO2 de sus descendientes". Bajo esta premisa, se abre la puerta a la legalización política de la eugenesia en otros países, más allá de China. No obstante, limitar la natalidad a un único hijo por pareja lograría reducir las emisiones de CO2 unas 20 veces más que seguir los dictados actuales de "economía sostenible" (reciclaje, bombillas, transporte limpio, etc). El potencial ahorro de emisiones contaminantes que generaría reducir la reproducción de los seres humanos son "enormes en comparación con los ahorros que pueden lograrse mediante cambios en el estilo de vida", concluye el estudio”.

     En abril de este año 2010, uno de los principales líderes verdes autor de la teoría de Gaia, James Lovelock, referente del catastrofismo climático, aparecía en los medios de comunicación abogando incluso por la abolición de la democracia para salvar el planeta: “En este sentido, Lovelock señala que la “democracia moderna” constituye en la actualidad uno de los principales obstáculos para llevar a cabo una acción política significativa contra el cambio climático. Por ello, afirma lo siguiente: “Incluso las mejores democracias coinciden en que cuando se aproxima una gran guerra, la democracia debe ser suspendida durante algún tiempo. Tengo la sensación de que el cambio climático puede convertirse en un problema tan grave como una guerra. Tal vez sea necesario poner la democracia en espera durante un tiempo”. Es decir, aboga por suspender los mecanismos democráticos propios de las economías avanzadas para frenar el calentamiento global”. “Necesitamos un mundo más autoritario”, añade. Carga contra el igualitarismo que, a nivel político, gobierna el mundo. Esto es, el lema de una persona un voto, mediante el que “todos pueden expresar su opinión”. “Esto está muy bien, pero hay ciertas circunstancias [como en caso de guerra] donde eso no se puede hacer. Tienes que disponer de un pequeño grupo de personas con autoridad en la que confíes” para que adopten las decisiones políticas precisas, algo que, por desgracia para Lovelock, “no puede suceder en un democracia moderna”.
    
      Como veremos, el “cambio climático” no es más que una ocurrencia del “Club de Roma”, tras la caída del muro de Berlín y del comunismo, para señalar un nuevo enemigo como factor de temor para el control de la opinión pública enfocada a los deseos globalizadores del Nuevo Orden Mundial.
Respecto al papel de los medios de comunicación en este cambio que se avecina; nunca mejor dicho, ya está a la vista. ¿Será por casualidad que el Consejero Delegado de PRISA, Juan Luis Cebrían, y otros magnates de los principales medios de comunicación mundiales acudan anualmente a las reuniones del Club Bildeberg?. Merece este asunto mucha atención y tal vez se la podamos prestar en otra ocasión. Desde luego ya les avanzo que, hace tiempo, la “democracia”, paradógicamente, acabó con lo que esperábamos de ellos por razones muy ligadas, precisamente, a las deliberaciones de los promotores de ese cambio que se avecina; quienes, a su vez, son los propietarios de los más importantes medios y agencias de noticias del mundo.
Por ahora, apuntar que Estulin editó ese libro en 2005 y ya advertía de la crisis actual, de la utilización de las ONGs y de otras peores crisis que vendrán después. Preocupa pensar que, por desgracia, en esta ocasión, no se equivocó en sus vaticinios.

 

My Blog List

La Manufactura del Caos Copyright © 2009 Blogger Template Designed by Bie Blogger Template